Las bolsas de papas, ¿medio llenas ó medio vacías?

Cuantas ocasiones has ido a tu tienda de conveniencia favorita y te encuentras con esa gran bolsa de papas fritas que te llame la atención, y de sólo verla se te hace agua la boca.

Pero al momento de llegar a tu casa, preparar tu bebida favorita y alistar tu película, te encuentras con que al abrir tu bolsa de frituras su contenido está llena sólo hasta la mitad.

Pero espera, antes de enojarte y estallar contra la compañía de papas, esto tiene una razón de ser, resulta que el «aire» que se encuentra dentro de tu bolsa sirve para que éstas lleguen íntegras hasta tu boca. Recuerda que desde que tu bolsa de papas sale de la línea de producción ésta pasa por muchas manos y muchos lugares. Por lo que el aire contenido en ellas es para que puedas disfrutarlas y que no lleguen a tus manos sólo migajas.

Ahora bien, te sorprenderá saber que en realidad dentro de las bolsas, además de las papas, ese aire que decimos que contiene, pues no es «aire» sino nitrógeno, el nitrógeno al sustituir al oxígeno dentro de la bolsa ayuda a que las papas se mantengan frescas por más tiempo, si te preocupa el consumir un alimento que ha estado en contacto con nitrógeno por mucho tiempo, no te preocupes, puesto que el aire que respiramos es 78% es éste gas.

Algunos de los beneficios de empacar nuestras papas en nitrógeno, es que al sustituir el oxígeno el aceite con el que se hacen las papas no se vuelve rancio y evita que se echen a perder.

Así que la próxima vez que por mala suerte te toque una bolsa de papas con un sabor a rancio, recuerda que éstas no fueron empacadas en nitrógeno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *