Se abren las puertas del Estadio BBVA

Foto cortesía Club de Futbol Monterrey

Foto cortesía Club de Futbol Monterrey

La cuenta regresiva terminó: el Estadio BBVA Bancomer abrió sus puertas y la Afición del Monterrey y todo México fue testigo del inicio de una nueva era en todo Nuevo León. Con una emotiva ceremonia de inauguración, el inmueble cobró vida desde las 18:00 horas siendo llenado de pronto por 51 mil espectadores que habían esperado este momento con ansias desde su anuncio. El momento cumbre llegó, y después de los Honores a la Bandera y la entonación del Himno Nacional, la algarabía no tardó en despertar cuando las luces del recinto se apagaron para hacer un espectáculo en las gradas con la interación de los presentes. Uno de los momentos más significativos fue la presentación de las leyendas que hicieron historia en el Club de Futbol Monterrey como fue Arnulfo Avilán, quien formara parte del primer plantel que dio vida a Rayados en 1945; así también desfilaron figuras como Magdaleno Cano, Ubirajara Chagas, «Bahía», Jesús Arellano, Guillermo Franco y Humberto Suazo. Mención aparte merecieron los técnicos Campeones dentro de los 70 años de vida de la institución quienes desfilaron por el centro del terreno de juego, siendo ovacionados Francisco Avilán, Daniel Passarella y Víctor Manuel Vucetich. Los seguidores albiazules también tuvieron la oportunidad de ver en vivo la actución de diversas agrupaciones invitadas, explotando el nuevo hogar de los regiomontanos con una estruendosa porra que vibró en lo más profundo de las entrañas de cada aficionado del Monterrey. ¡Bienvenidos!

El momento cumbre de la fiesta no pudo tener mejor final: el Monterrey se estrenó en el Estadio BBVA Bancomer y lo hizo de manera triunfal al vencer 3-0 al SL Benfica. La majestuosa casa de los Rayados recibió a 51 mil espectadores quienes no solamente disfrutaron de su nuevo hogar, sino que también celebraron con gusto las anotaciones de César Montes, Rogelio Funes y Santiago Rivera. En una velada exitosa, los albiazules también se hicieron también de la Copa Eusebio, misma que se quedó en la ciudad después del triunfo ante los lusitanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *